Navigate Up
Sign In
Menu

La evangelización y los movimientos apostólicos

Escrito por Padre Stephen Dudek 
 
Los Movimientos Apostólicos han jugado un papel importante en el desarrollo espiritual de miles de católicos a través de los años y han sido un punto de apoyo a la Iglesia para mantener viva la FE de muchos de sus feligreses. Los tres movimientos más importantes de la Diócesis de Grand Rapids son: El Cursillo de Cristiandad, el Encuentro Matrimonial y el Movimiento Carismático.
 
Estos movimientos continúan atrayendo a muchos de nuestros hermanos y hermanas en la fe a un continuo proceso de conversión a través de los medios que tienen a su alcance. Muchos de estos movimientos fueron fundados en España y América Latina y quizás por esto ejercen una atracción especial en los latinos porque desarrollan una dinámica muy popular y acogedora que los latinos conocen. En ellos se ofrece otro tipo de espiritualidad que en los grupos parroquiales no encuentran como por ejemplo, la posibilidad de practicar más las devociones tradicionales en las que se formó su fe, y una conexión con el pasado de los países que dejaron atrás. También son espacios en donde los participantes expresan que sienten una relación más inter-personal con Dios y pueden desahogarse. Muchas personas llegan a estos grupos a buscar consuelo, y a elaborar sus pérdidas emocionales y dificultades especialmente como inmigrantes en este país tan diferente al suyo y con tantos retos diarios que tienen que enfrentar.
 
Cuando nuestras parroquias, son grandes, los feligreses pueden sentirse anónimos y no saben cómo participar en ellas; en estos movimientos apostólicos, desarrollan un mayor sentido de pertenencia a su comunidad si se trabaja de una manera coordinada en las parroquias. Los laicos descubren en estos movimientos su papel de evangelizadores, “como fermento en la masa” y contagian con su alegría y fe en sus familias en sus trabajos y lugares en donde viven.
 
Es importante que las parroquias descubran el potencial evangelizador de estos movimientos y en lugar de dejarlos de lado, los involucren en sus planes pastorales y les proporcionen lugar y tiempo para sus reuniones y para coordinar con ellos; de otra manera son como ruedas sueltas dentro de la pastoral. Un plan pastoral integral parroquial debe abrir un espacio legítimo de participación para estos movimientos. Hay que cuidar, para que no se cierren en ellos mismos y sean más colaborativos y abiertos a los diferentes grupos y actividades parroquiales. En general, estos movimientos tienen un gran espíritu misionero y se comprometen muy responsablemente en obras de caridad si el párroco y los planes pastorales los involucran; además, como laicos conocen muy bien la comunidad y sus necesidades.
 
Para los latinos especialmente, son un buen espacio para desarrollarse como líderes en su propio idioma y con temas que ellos pueden manejar fácilmente y la posibilidad de asumir responsabilidades dentro de su movimiento, les ayuda a crecer en su autoestima. Los Movimientos Apostólicos sonmuy valiosos y gracias  a Dios los tenemos en nuestra Diócesis.
 
Padre Stephen Dudek es pastor de la Parroquia del Santo Nombre de Jésus.